compartir
con:

¿Los niños deben seguir una dieta restringida para adelgazar?

Al igual que las personas adultas, los niños necesitan cuidar la alimentación diaria para hacer frente a posibles problemas de salud relacionadas con el peso.

Por lo general los infantes no requieren llevar una dieta, pero en el caso de padecer obesidad o enfermedades específicas como la diabetes o tiroides requieren de una intervención dieto terápica con la finalidad de no afectar su desarrollo, crecimiento y evitando la aparición de posibles enfermedades.

 En el caso de la obesidad infantil puede traer consecuencias para la salud a corto y largo plazo, como ser la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, niveles altos de colesterol e incluso problemas en las articulaciones.

 

Para evitar llegar a estas situaciones es indispensable controlar la alimentación del niño, respetando las siguientes pautas:

•             Incorpora lácteos descremados: En lo posible motive a los niños a consumir lácteos libres de azúcar y bajos en grasa porque aportan los mismos nutrientes y beneficios que los enteros.

 

•             Evitar las salsas y dulces: Ambos grupos de alimentos o complementos aportan calorías vacías y libres de nutrientes, causando desequilibrio en el control de las calorías diaria.

 

•             Eliminar los embutidos: El alto contenido de grasa saturadas y sodio característicos del proceso de elaboración no son bien recibidos por el organismo, incentivando al aumento de peso.

 

•             Frituras y alimentos rebozados: Esta técnica culinaria a base de frituras perjudica la salud y no solo la de los niños, por ello trate de realizar las preparaciones al vapor u horno y modificando algunos ingredientes para que disfruten aún más de la comida.

 

•             Porciones equilibradas: Al momento de servir el plato de un niño no olvide que debe ser pequeño, de acuerdo a la edad y etapa en la que se encuentre para que pueda comer la cantidad necesaria que el organismo pide.

 

•             Respetar los tiempos de comida: Los niños también deben tener tiempos de comidas entre 5 a 6 comidas al día y no deben saltarse ninguna con el objetivo de evitar la sensación de hambre y ansiedad.

 

•             Actividad física: Debe estar presente diariamente, los niños requieren alrededor de 60 minutos de actividad física al día, tome en cuenta que no tiene que ser de corrido, pueden realizar periodos cortos de 10 a 5 minutos de ejercicio varias veces al día.

 

 En el caso de los niños que padecen de sobrepeso es indispensable recurrir a un médico pediatra junto a un nutricionista para guiar al niño y papás a adquirir el hábito de calcular las porciones y calorías a consumir diariamente, además de aprender a diferenciar los alimentos que aportan de nutrientes y cuales perjudican. Recuerde que la alimentación es el reflejo de cada persona.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL